El tenedor rosa

Libros, Recetas, vegano

La Veganista, de Nicole Just

image1

Cuando me ofrecieron mandarme el libro La Veganista, de Nicole Just, dudé en un primero momento. “Yo no soy vegana. Ni siquiera vegetariana”, pensé. Después me pareció que leerlo sería interesante para conocer un poco más de este tipo de alimentación y para acercarme a nuevos ingredientes.
Así descubrí que el árbol genealógico de esta chica alemana no parecía el más propicio para una autora de libros de recetas sin ingredientes provenientes del mundo animal. Es nieta de un carnicero con el que pasaba mucho tiempo en la cocina. Un día se cruzó con un libro de veganismo y su destino alimenticio dio un vuelco. Comenzó a investigar sobre el tema, y de la noche a la mañana cambió su forma de comer.
Just asegura que si bien siempre le gustó cocinar, fue cuando se hizo vegana que se volvió una pasión. Entonces creó un blog para compartir sus recetas y su experiencia de transformación.
Le gusta cocinar con lo que encuentra en la heladera y es así como surgen nuevos platos. La veganista tiene 100 recetas muy actuales, llenas de color, y simples, aunque con muchos ingredientes que hay que comprar en dietéticas ya que en los supermercados no se consiguen. Incluye consejos para la sustitución de alimentos, como por ejemplo la gelatina por el agar agar, y una guía de ingredientes. 

Acá un de las recetas del libro por si les dio intriga y quieren probar una receta distinta.

Remolachas para untar
100 de semillas de girasol
250 g de remolachas
30 g de rebano picante fresco o en conserva. (Yo lo reemplacé por mostaza de Dijon)
1 cebolla chica
50 ml de aceite de girasol
1 cda de jarabe de ágave
Remojar las semillas de girasol por alrededor de una hora en el doble de agua.
Limpiar bien las remolachas, pelar si es necesario, cortar en cuartos y cocinar en agua con sal por 40 minutos, hasta que estén tiernas.
Pelar y cortar la cebolla en trozos. Escurrir las semillas de girasol y poner en un bowl junto con el rábano rallado (o la mostaza), las cebollas ( yo las pasé por agua hirviendo porque me parece muy fuerte el sabor de la cebolla cruda), el aceite, el jarabe de ágave, una cucharada de sal y las remolachas cocidas.
Procesar hasta obtener una crema homogénea.

video

Si quieren participar en SORTEO por el libro que voy a hacer mañana, entren hoy a mi instagram @mechimonti, y sigan las instrucción.

  • Tessi

    1 de diciembre de 2016 , 6:45 pm

    Mechi falta la cantidad de cebolla en la receta. La quiero probar. Justo tengo remolachas hervidas ????

  • Mercedes Monti

    1 de diciembre de 2016 , 7:05 pm

    Hola Tere, ya lo modifiqué. Gracias por avisar! saludos

  • Marina

    4 de febrero de 2017 , 12:48 am

    El jarabe de ágave se puede reemplazar por miel?

  • Mercedes Monti

    9 de febrero de 2017 , 4:31 am

    Sí! se puede reemplazar por miel.

Deja un comentario

Por favor realice la siguiente verificación para evitar spam. *

SIGUE A @mechimonti en instagram